Historia del Alcoholímetro ¡Los momentos Más Importantes!

¿Sabes de dónde surgió este artefacto? La historia del alcoholímetro está llena de momentos muy interesantes e importantes. 

Historia del Alcoholímetro ¡Los momentos Más Importantes!

ÍNDICE

 

Historia del alcoholímetro: Introducción

Durante las primeras décadas del siglo XX uno de los hobbies favoritos de Estados Unidos era conducir y beber al mismo tiempo. Una época en la cual los excesos eran parte del día a día y los peligros de combinar ambas actividades no se mostraba como un problema tan grave.

Pero claro, con el proceder de los años los accidentes automovilísticos se agudizaron y empezaron a llamar los reflectores, fue entonces cuando se convirtieron en un problema muy serio.

Antes de 1950 surgieron campañas que intentaron hacer algo al respecto como retenes anti-alcohol. Pero estos eran poco efectivos porque dependían totalmente del juicio del agente para determinar si alguien estaba totalmente ebrio o no, o si era lo suficientemente capaz para seguir conduciendo.

¿Cuál fue la solución de este grave problema? Déjanos contarte toda la historia del alcoholímetro.

Volver al índice ↑

 

¿Cómo Nació el Alcoholímetro?

El primer alcoholímetro era…

¿Cómo Nació el Alcoholímetro?

Para hablar de la historia del alcoholímetro hay que ponerle un poco más de contexto al asunto, así que situémonos en el año 1902.

La producción de autos era escasa y no todos tenían acceso a ellos, pero en el año de 1902 surgió una empresa que cambió eso.

OldsmobileOldsmobile en Michigan se encargó de lanzar toda una producción en masa de autos accesibles, lo que significó un gran cambio.

Era verdad que la gente solía beber mucho y era algo que no molestaba a muchos, pero al combinarse el hábito de manejar y de beber se generó inmediatamente un rechazo e inconformidad.

Para 1910 el estado de New York por estas mismas razones estaba adoptando leyes sobre el consumo de alcohol en automovilistas.

El gran éxito de las empresas de autos se extendió por muchos países y en 1911 Ford empezó a producir autos en masa en Reino Unido.

Volver al índice ↑

 

¿Cómo se medía el grado de alcohol en la sangre antes del alcoholímetro?

Al empezar la gran expansión y adquisición de los autos empezaron los problemas que traía el conducir y beber al mismo tiempo. Por lo cual, para 1925 en el Reino Unido ya era un problema grave y se empezaron a tomar medidas.

¿Cómo se media el grado de alcohol en la sangre antes del alcoholímetro?Como te lo mencionamos al principio, estas medidas eran subjetivas y por ende poco efectivas.

El agente encargado de hacer la prueba debía fijarse en ciertos síntomas del conductor, por ejemplo: ojos rojos, dificultad del habla, ojos cansados, aliento alcohólico, caminar en línea recta, entre muchos otros más.

Por lo cual se necesitaba de un método seguro para poder corroborar que el conductor estaba en condiciones de seguir bebiendo.

Hoy en día en Estados Unidos el 30% de las muertes es provocada por personas que conducen en estado de ebriedad.

Pero alrededor de 1950 las muertes por conductores en estado de ebriedad constituía al menos el 50%.

Una suma totalmente alarmante y aún mucho más para esa época, por lo cual, las investigaciones para parar esto no se hicieron esperar.

 

¿Cuál fue la primera investigación de alcohol en la sangre?

En 1927, en la ciudad de Los Ángeles, el Dr. Emil Bogen hizo un estudio sobre cómo determinar objetivamente la embriaguez.

Durante esa época era bien conocido que la sangre podía dar datos certeros acerca del alcohol en la sangre, pero evidentemente no era una solución nada práctica.

Por lo cual, el doctor realizó otras pruebas; orina y aliento. Y de está manera se llevó la sorpresa de que el aliento podía ser un indicador confiable del contenido de alcohol en la sangre (BAC, Blood Alcohol Content).

Volver al índice ↑

 

Antecedentes del Alcoholímetro

Antecedentes del Alcoholímetro

El doctor Emil Bogen introdujo un novedoso método para detectar alcohol en el cuerpo, y el proceso era el siguiente:

La investigación del doctor Emil consistía en tomar una cámara de balón de fútbol y hacer que una persona en estado de ebriedad soplará dentro de esta. Dentro de la cámara del balón se agregaban algunos químicos que se encargarían de delatar si el aliento de la persona contenían alcohol.

Primer alcoholmímetro Emil Bogen

Sin duda era un método realmente novedoso, sin embargo, aún no el más óptimo para estar en las carreteras.

Pero fue el experimento que sentó las bases para poder desarrollar el alcoholímetro moderno y así comparar el BrAC (Concentración de Alcohol en el Eliento) y el BAC (Concentración de Alcohol en la Sangre), para saber el nivel de alcoholismo en una persona.

Si te interesa saber sobre estas medidas nosotros tenemos un artículo en donde te explicamos qué son y cómo se aplican:

>>BAC y BrAC, Las Unidades de Medición del Alcoholímetro<<

Volver al índice ↑

 

El Alcoholímetro de Harger

El Alcoholímetro de Harger

En 1920 Estados Unidos promovió una ley que prohibía el consumo de alcohol, durante estos años la invención de cocteles creció para mejorar el sabor del alcohol clandestino.

Aunque la ley castigaba a quien consumiera alcohol, las personas lo seguían bebiendo y conducían en estado de ebriedad.

Y no solo eso, muchos trabajadores operaban máquinas de construcción en ese estado, por lo cual los funcionarios de salud siguieron sus investigaciones para descubrir el nivel de alcohol en una persona.

Fue hasta 1933 cuando se renovó la venta legal de alcohol y eso preocupó mucho al sector de la salud.

Si te interesa saber más sobre la prohibición del alcohol y el nacimiento de los cocteles te recomendamos leer el siguiente artículo:

>>Coctelería clásica ¡Descubre Las Bebidas Más Populares!<<

Volver al índice ↑

 

Dr. Harger y el Drunkómetro

Tras la renovación de la venta legal de alcohol, las estadísticas de muerte por conducir ebrio en las carreteras del condado de Texas aumentaron considerablemente.

En los Ángeles también las muertes aumentaron considerablemente, lo que alarmó completamente a los funcionarios de salud pública.

Dr. Harger y el DrunkómetroPor esa misma razón el Dr. Rolla N. Harger, un bioquímico de una universidad de Indiana, se dedicó a estudiar con cuidado este problema.

En 1938 Hanger presentó el primer alcoholímetro moderno, el cual era muy confiable y fácil de usar.

La policía del estado de Indiana lo empezó a usar y los resultados fueron tan buenos que para 1940 otros departamentos de policía los empezaron a incluir en los retenes. Por ejemplo, el departamento de Nueva Jersey, uno de los más importantes en ese tiempo.

El invento impactó de manera muy importante en la sociedad, Hanger se hizo famoso y muy popular. La gente se asombró por su “analizador de alcohol en el aliento” y se cuenta que en una ocasión se le preguntó cómo lo llamaba, y él respondió: “El dunkómetro”.

El dunkómetro

Pero Hanger no fue el único en profundizar en esta investigación, en el año de 1940 la historia del alcoholímetro también vio surgir el “Alcometer”, creado por Leon Greenberg y Frederic Keator. De igual forma, se creó el “Intoximeter”, que fue usado en el departamento de policía de los Ángeles.

Todos tenían un nombre diferente pero su función era la misma: detectar el grado de alcohol en el aliento.

El Drunkometer usado en la policía

Volver al índice ↑

 

Críticas al drunkómetro

Después de la Segunda guerra mundial, Estados Unidos enfrentó otra explosión de producción y adquisición autos.

Una razón importante es que los suburbios se expandieron y eso provocó que demasiadas personas tuvieran que recorrer mayores distancias para llegar a diferentes destinos.

Las personas que conducían en estado de ebriedad aumentaron, e incluso trataron de enfrentar al Drunkómetro.

La historia del alcoholímetro se vio en crisis porque lo llevaron a varios juicios acusándolo de ineficiente y poco confiable, por lo cual, Hanger se vio en la necesidad de responder.

Debunking, The DrunkometerEn 1950, Hanger publicó en el American Journal of Police Science un artículo titulado “Debunking” The Drunkometer.

En este artículo defendía a su invento y sin problemas derribaba toda crítica a su buen funcionamiento.

Incluso una vez se publicó un artículo que afirmaba que la falta de oxígeno daba por resultado una prueba positiva de alcohol.

Por lo cual, Henger ahogó a 50 conejos en su laboratorio y realizó varias pruebas que demostraron lo contrario.

Y así con muchas otras más críticas tuvo que lidiar Hanger, sin embargo, su dispositivo estaba por ser desplazado.

Se aproximaba una nueva tecnología más práctica, sencilla y fácil de usar: el alcoholímetro moderno.

Volver al índice ↑

 

El Primer Alcoholímetro Moderno

En la misma ciudad de Indiana, Robert F. Borkenstein fue contratado como fotógrafo de la policía en 1936.

Estuvo específicamente trabajando en el Laboratorio de Policía del Estado y estuvo en contacto con el Drunkómetro.

Barron H. Lerner, en Drunk Driving Since 1900, dice lo siguiente

Durante los próximos diecisiete años, Borkenstein, basándose en su trabajo con la fotografía en color, conceptualizó un dispositivo que mejoraría en el anterior. Luego, en febrero de 1954, durante sus vacaciones anuales de dos semanas, construyó [el alcoholímetro] en el sótano de su casa. El alcoholímetro, según las propias palabras de Borkenstein, era “tan increíblemente simple: dos celdas fotográficas, dos filtros, un dispositivo para recolectar una muestra de aliento, unos seis cables”.

Historia del Alcoholímetro Robert F. Borkenstein

Los departamentos de policía confiaban más en este novedoso aparato de prueba de aliento y lo preferían por su sencillez. De esta manera se dejó atrás a el drunkómetro y se dio paso al que sería el inicio de toda una gama de alcoholímetros.

Volver al índice ↑

 

El rechazo del alcoholímetro moderno

El rechazo del alcoholímetro modernoEn 1950, la historia del alcoholímetro ya se mostraba con una ciencia avanzada, pero con una moral retrógrada, pues el sistema judicial de Estados Unidos seguía cuestionando el alcoholímetro.

Esto que en pleno siglo XX parecería demasiado extraño, a las personas de ese año les preocupaba que la mecanización de medir la sobriedad no encajara con el estilo estadounidense.

En 1955 Edwin Conrad se vio obligado a publicar un artículo llamado Push-Button Evidence?, donde explicaba que los nuevos avances científicos como la tecnología fotográfica, los radares para medir el exceso de velocidad y los alcoholímetros deberían ser adoptados para hacer avanzar a la sociedad, y a diferentes campos como la justicia penal.

Volver al índice ↑

 

Borkenstein y la aceptación del Alcoholímetro

En el 1960 la comunidad de la salud pública tuvo un punto de inflexión, especialmente Borkenstein, quien realizó un estudio muy importante en 1964.

Borkenstein y La Aceptación del Alcoholímetro

El estudio de Borkenstein se titulaba Estudio de Grand Rapids, y concluyó que existía un vínculo muy claro entre el aumento de BAC y los accidentes automovilísticos. Y aunque parezca extraño, las personas en 1960 aún seguían debatiendo si el manejo en estado de ebriedad era un problema realmente serio.

Ya para 1968 el departamento de transporte de los Estados Unidos encontró que cerca de la mitad de las muertes automovilísticas en el país era por consumo de alcohol.

Los datos recogidos por la investigación de 1968 arrojaron que los muertos por esos accidentes eran alrededor de 25,000 personas. Por suerte, con el transcurrir de los años la población estadounidense se empezó a dar cuenta que era muy peligroso e incluso inmoral conducir en estado de ebriedad.

Volver al índice ↑

 

Alcoholímetros Electrónicos

El trabajo de Borkenstein fue de suma importancia, fue uno de los que aportó mucho para desarrollar el alcoholímetro electrónico.

Alcoholímetros Electrónicos

Actualmente el alcoholímetro electrónico ha sido de vital utilidad para las autoridades, ya que han prevenido muchos accidentes.

Y lo ha hecho con gran facilidad y eficacia, también se debe mencionar que las autoridades se han comprometido más.

Se debe mencionar también que poder obtener un alcoholímetro es muy fácil y en cierto sentido debe ser necesario.

Si bien es muy importante para prevenir que alguien conduzca en estado de ebriedad, también tiene otros usos, como prevenir el uso de máquinas de carga pesada en estado de ebriedad o el trabajo en una área peligrosa.

Por el mismo avance de la tecnología su precio ha bajado mucho y es fácil de comprar.

Si te interesa adquirir un alcoholímetro te recomendamos dar clic en la imagen de abajo. O si quieres, puedes llamar al 222 232 61 77o mandar un mensaje vía Whatsapp al 55 60226 104 para pedir tu alcoholímetro.

¿En dónde comprar un alcoholímetro moderno?

Gracias por visitarnos, si te gustó o te ayudó este post por favor compártelo a tus amigos a través de tus redes sociales.

Volver al índice ↑

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *