Información sobre el alcoholímetro

En este artículo de noticias vamos a darte información sobre el alcoholímetro, como por ejemplo para que se usa, cómo se usa en cuestiones legales y un poco de su desarrollo desde su creación.

informacion sobre el alcoholimetro

Alcoholímetro

El alcoholimetro es un invento relativamente nuevo que ha ganado muchas críticas, por un lado, tiene muchos partidarios y por otro lado ha creado una gran controversia. Si bien esta es una tecnología relativamente nueva, ya estamos viendo una reducción masiva de de personas que conducen en estado de ebriedad gracias a la utilización generalizada de los alcoholímetros.

En esencia, el término alcoholímetro es un nombre comercial de ciertos modelos de dispositivos, pero se ha convertido en el término para designar a cualquier grupo de dispositivos que calculan el volumen de alcohol en la sangre a través del análisis del aliento.

El alcoholímetro tiene sus orígenes en los experimentos realizados por Emil Bogen a finales de 1920, que mide el contenido de alcohol que se excreta a través de la respiración y la orina. La primera y más primitiva versión del dispositivo fue el “drunkometer”, que utilizaba un globo para recoger muestras de aliento, que luego se ponían en contacto con una solución de permanganato de potasio. En el caso de que el alcohol estaba presente, la solución se sometía a un cambio de color.

No fue sino hasta 1954, cuando el Dr. Robert Borkenstein inventó el primer alcoholímetro moderno, que utiliza las reacciones de oxidación y de fotometría para medir el alcohol en la sangre. Si quieres saber como funciona un alcoholimetro da click en el enlace.

Usos del alcoholímetro

Contrariamente a la concepción popular, estos dispositivos no pueden y no proporcionan una medida directa de la tasa de alcoholemia, ya que esto requiere de un análisis de sangre. Por el contrario, proporcionan una estimación basada en el contenido de alcohol en el aliento.

Dependiendo del país, estado, ciudad y la jurisdicción, estos dispositivos pueden servir para diferentes funciones de aplicación de la ley. Principalmente, se usan para establecer causa probable para el arresto, que es seguido por un análisis de sangre tan pronto como sea posible. En algunas áreas, sin embargo, la lectura del alcoholímetro se puede introducir como evidencia en una comparecencia judicial posterior, para “probar” la culpa del conductor. Esta práctica es cuestionable, teniendo en cuenta las inexactitudes asociadas con el alcoholímetro.

Los civiles también utilizan estas pruebas de alcoholemia para diversos fines. Podría decirse que el bebedor promedio de alcohol informal está menos interesado en la evaluación de su verdadero estado de embriaguez.

Los individuos más responsables son más inclinados a utilizar el dispositivo de manera preventiva, con el fin de asegurarse de que están por encima del límite legal cuando manejan o que sus amigos están bien para conducir a casa o si es necesario un taxi.

Los alcoholímetros vendidos a los consumidores suelen ser menos caros que los que se utilizan en la aplicación de la ley y hacen uso de un tipo diferente de la tecnología: sensores de semiconductores. Estos son menos precisos que los modelos profesionales. Sin embargo, los modelos profesionales están disponibles para el consumidor medio, si están dispuestos a pagar el dinero extra para conseguir la precisión extra.

El alcoholímetro es sólo una de las muchas herramientas que la policía puede utilizar para ayudar a frenar a conducir en estado de ebriedad y que las personas pueden usar para saber su estado de ebriedad. Es un aparato que está en continua evolución en la precisión. Para más información te invitamos a que leas: Preguntas frecuentes sobre el alcoholimetro.

Te recordamos que en nuestro sitio puedes comprar alcoholimetros, da click en el enlace para conocer el catálogo de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *